Noticias

Revisión de los niveles maximos de ingesta segura de los glutamatos y del ácido glutámico (E 620-625)

 

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria EFSA, por sus siglas en inglés, ha publicado recientemente a fecha del 12 de julio 2017 una re-evaluación del riesgo para las personas de los aditivos alimentarios, comunmente conocidos como glutamatos. En concreto los siguientes aditivos alimentarios: el ácido glutámico (E 620), el glutamato sódico (E 621), el glutamato potásico (E 622), el glutamato cálcico (E 623), el glutamato amónico (E 624) y el glutamato magnésico (E 625).

La EFSA ofrece asesoramiento científico independiente sobre los riesgos relacionados con los alimentos y su asesoramiento se aplica en la legislación y en las políticas europeas. La presente revisión es solicitada por la comisión europea y, por tanto, sus conclusiones serán tenidas muy en cuenta en futuras revisiones reglamentarias.

La conclusión del estudio recomienda revisar al alza los niveles máximos de ingesta segura de los glutamatos y del ácido glutámico considerando aceptable un consumo diario de 30mg por Kilo de peso corporal. En la actualidad, en la Unión Europea está permitida la adición de glutamatos en los alimentos hasta 10g por kilo de comida. En el caso de los sazonadores y condimentos no hay ningún limite definido.

Las conclusiones están basadas en los estudios de toxicidad realizados en animales no aparecen indicativos de carcinogenicidad ni toxicidad. La dosis es muy inferior a las dosis con las que se les ha relacionado con dolores de cabeza, aumento de la presión arterial entre otros. Y por tanto es una dosis segura. Sin embargo, el estudio recoge un análisis de la exposición real de la población analizando la presencia real de dichos aditivos en la dieta cotidiana, utilizando para ello la información suministradas por los fabricantes de preparados alimenticios y los resultados de analíticas directamente de los alimentos. Se indica que la exposición real a dichos aditivos se detecta que para ciertos grupos de población es superior a la dosis diaria recomendada con el riesgo que ello supone de padecer los efectos adversos asociados a estos aditivos.

Los glutamatos y el ácido glutámico (E 620-625) son aditivos autorizados en la Unión Europea según el Anexo II del Reglamento (CE) 1333/2008 del parlamento europeo y del consejo de 16 de diciembre de 2008 sobre aditivos alimentarios. Este grupo de aditivos pertenecen a los potenciadores de sabor y están presentes en casi la totalidad de la industria alimentaria e incluso en el sector de la hostelería. Están presentes en productos de panadería y pastelería, en caldos, consomés, carnes procesadas, condimentos y en todo tipo de salsas y platos precocinados o preparados.

http://www.efsa.europa.eu/en/efsajournal/pub/4910